Proyecto Minero Pascua Lama

Comunicaciones OLCA, 7 de mayo de 2009

DENUNCIAN EN EL PARLAMENTO CANADIENSE A BARRICK GOLD Y SU PROYECTO PASCUA LAMA

Relacionado:

Ottawa: Barrick Gold anunci˛ el comienzo de la explotaci˛n minera de Pascua Lama simultÓneamente con la conferencia de prensa en Montreal donde asambleistas de Chile y Argentina exigieron la condena de la empresa por actividad ilegal. Representantes de varios paýses fueron recibidos por parlamentarios de CanadÓ.

El miŔrcoles 6 del corriente, nos reunimos en Ottawa, CanadÓ, con parlamentarios de ese paýs ``preocupados por las denuncias de comunidades chilenas y argentinas afectadas por la minera Barrick Gold y su proyecto Pascua Lama.``

Los congresistas canadienses nos recibieron en el parlamento y durante mÓs de dos horas ľalmuerzo incluido- registraron cientos de denuncias de la actividad minera de Barrick en Veladero y sobre el Tratado Binacional Argentino Chileno de Implementaci˛n Conjunta (Pascua Lama). Las notas en los medios de difusi˛n locales y el anuncio del encuentro seguramente no fueron del agrado de la empresa que decidi˛ al dýa siguiente y de manera sorpresiva difundir desde su sede en Toronto el comienzo de la explotaci˛n de los yacimientos polimetÓlicos de Pascua Lama, tal como ya habýa adelantado dýas antes en Argentina.

Los congresistas del partido polýtico liberal de CanadÓ, encabezados porJohn McKay, presentaron un proyecto de ley para ``regular la actividad minera de sus empresas en el extranjero debido a las abundantes denuncias originadas en paýses de Africa, Oceanýa y SudamŔrica, principalmente. Reconocieron que ``Barrick Gold encabeza la lista en ese sentido``

Participaron del encuentro Javier Rodrýguez Pardo (de Argentina), Enrique Rivera (MŔjico), Nancy YÓnez (abogada de comunidades indýgenas huascaltinas de Chile), Sergio Campusano, Daniela GuzmÓn, Albadina Carmona Villegas (todos de Chile), Jethro Tulin (Pap¨a Nueva Guinea) y Gerardo Aiquel (Coalici˛n Quebequense sobre los Impactos Socio Ambientales de las Transnacionales en AmŔrica Latina). El encuentro fue coordinado con la organizaci˛n Mining Watch, de CanadÓ.

Los congresistas preguntaron en reiteradas ocasiones cuÓles eran los ``výnculos de Barrick Gold con los gobiernos locales``.y sobre los ``danos ambientales y a las comunidades regionales donde se hallan los emprendimientos mineros``. La reuni˛n de su fundador Peter Munk con las presidentes de Argentina y Chile, el soborno como prÓctica negociadora habitual de la empresa y la relaci˛n ýntima con los gobernantes de la provincia de San Juan, partýcipes ademÓs de las decisiones en Ómbas cÓmaras del congreso argentino cuyas comisiones respectivas de minerýa domina la familia gobernante de esa provincia cuyana, causaron sorpresa e intercambio de opiniones entre los camaristas canadienses. La extensa reuni˛n sirvi˛ tambiŔn para que los parlamentarios advirtieran que los pueblos afectados por la actividad de estas empresas no respaldan leyes reguladoras de un mŔtodo extractivo perverso enfatizando la imposibilidad de controlar el sistema de explotaci˛n a cielo abierto y el uso de reactivos quýmicos. Se explic˛ ademÓs de quŔ forma adulter˛ Barrick los informes de impacto ambiental donde la empresa no reconocýa la existencia de glaciares para corregir luego -ante la evidencia- que los pensaba trasladar de lugar. Se les dijo que Barrick tampoco consideran insumos importantes el uso del agua y la energýa. El intercambio de miradas entre los parlamentarios canadienses daba cuenta del impacto que causaron estas denuncias, todas ellas probadas.

Sergio Campusano, presidente de la comunidad diaguita huascaltina , de Chile, insisti˛ en la ilegalidad del proyecto Pascua Lama, y que su pueblo espera una resoluci˛n de la Comisi˛n Interamericana de los Derechos Humanos, donde han radicado la denuncia.

Las declaraciones del representante de Pap¨a Nueva Guinea conmovieron a todos al contar con crudeza que ``los guardias de Barrick Gold practican el genocidio; dijo Jethro Tulin que son muchos los asesinatos cometidos (ocho) y que registran medio centenar de heridos, provocados por la guardia de Barrick Gold, pero tambiŔn hemos perdido nuestras casas: trescientas viviendas fueron quemadas para desalojar a los pobladores del Órea de los yacimientos; `` estas son prÓcticas habituales de la empresa Barrick Gold,`` -concluy˛.

Javier Rodrýguez Pardo, desde Ottawa, capital de CanadÓ, 7 de mayo de 2009.

MACH ľ RENACE- UNION DE ASAMBLEAS CIUDADANAS (UAC)